Envíos gratis a partir de 60€ / Entregas 48/72h
Carrito de compra

¿Cómo influyen los colores en las habitaciones infantiles?

publicado por Bobodü Kids el
¿Cómo influyen los colores en las habitaciones infantiles?

Te apetece descubrir cómo influyen en nuestros hijos los colores que tienen en sus habitaciones. Cada color puede llegar a afectarles en su estado de ánimo o en su concentración a la hora de estudiar o de jugar.

Hay que tener cuidado a la hora de elegir la decoración que vamos a poner en sus habitaciones y también dependerá de la edad en la que está el niño.

Existen numerosos estudios sobre la colorterapia o la psicología del color.
A continuación, te contamos un poco sobre los diferentes colores y cómo afectan a los niños.


El color blanco: 
Es un color neutro que transmite pureza, armonía y limpieza. Lo solemos asociar a la primera infancia y solemos usarla en las habitaciones de los bebés.
Las habitaciones decoradas con tonos blancos y muy claritos nos transmitirán mucha paz y tranquilidad.

El color azul:
Es un color que cuando lo usamos en las habitaciones nos va crear una sensación de frescura, de descanso y tranquilidad. Pero si se trata de un azul muy oscuro nos va a transmitir totalmente lo contrario, incluso llegar a producir tristeza.
El color azul clarito genera en el niño una mezcla de paciencia, serenidad y amabilidad.

El color verde:
Está considerado como el color más relajante de todos. El niño notará un descanso de la vista.  Además, le va a transmitir frescura y le va a transportar a la naturaleza. Los estudios dicen que llega a generar un efecto relajante o incluso sedante que le ayudará a conciliar mejor el sueño.
Este color está más recomendado para niños más mayores cuando están en las fases de rabietas y enfados.
 
El color amarillo:
En todas sus tonalidades se asocia a la alegría y la energía. Su tono es vibrante y por ello habrá que usarlo con niños que necesiten de esa energía ya que puede estimularlos en exceso.
Te recomendamos usarlo en elementos decorativos pequeños para darle luz al ambiente y alegría.
Los estudios nos dicen que el color amarillo favorece la concentración y los pensamientos positivos. Ayuda a estudiar al niño.
 
El color rojo:
Se puede usar en las habitaciones infantiles pero lo recomendamos solo en ciertos elementos decorativos. Es el color de la pasión y el fuego. Es muy estimulante y energizante. Por ello puede poner en marcha y activar a tu hijo rápidamente. Los estudios lo recomiendan para los niños más tímidos.
 
El  color naranja
Según los estudios este color nos va a proporcionar confort y seguridad. Le dará al niño mucha confianza y al mismo tiempo tranquilidad.
Es el color que estimula la conversación y el movimiento.

El color violeta:
Muy apropiado para un rincón de lectura o de juegos ya que favorece la creatividad y la memoria.
Dicen los estudios que ayuda a debilitar los miedos o las angustias.
 
El color rosa:
“ La vie en rose” nos dice mucho sobre este color. Es un color que transite mucha sensibilidad y felicidad y que se asocia a la fantasía.
 

 Puedes consultar en nuestra SHOP todos nuestros artículos de decoración para la habitación de tu bebé.

 

El equipo Bobodü Kids.

Publicación anterior Publicación nueva