Envíos gratis Península y Baleares +60€ - Excepto Productos Wigiwama
Entregas en 48/72 horas - Mobiliario 5/7 días
Carrito de compra

¿CUÁNDO CAMBIAR DE HABITACIÓN A TU BEBÉ?

publicado por Bobodü Kids el
¿CUÁNDO CAMBIAR DE HABITACIÓN A TU BEBÉ?

Aunque hayas pasado meses y meses planificando la habitación del bebé perfecta, lo más probable es que tu pequeño haya dormido en tu dormitorio desde el principio. Esto se debe a la comodidad de compartir la habitación, que facilita la lactancia nocturna, y a que se ha demostrado que la práctica de compartir la habitación (no la cama) ayuda a reducir las probabilidades de que el bebé muera durante el sueño. Pero si te preguntas cuándo es el mejor momento para trasladar a tu bebé a su propia habitación, ¡tengo algunas respuestas para ti!

¿Pueden los recién nacidos dormir en su propia habitación?

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda compartir la habitación con el bebé al menos durante los primeros 6 meses. Esto se debe a que tener el moisés de tu bebé en tu habitación -y cerca de tu cama- puede reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) hasta en un 50%.

 ¿Cuándo debe dormir mi bebé en su propia habitación?

¿Cuándo es el mejor momento para trasladar al bebé a su propia habitación? No hay una respuesta clara, pero según los estudios, se recomienda trasladar al bebé a su propia habitación cuando tenga entre 6 y 7 meses. Después de los 7 meses, los bebés están mucho más atentos a las particularidades de su entorno y pueden tener más dificultades para adaptarse al cambio de ambiente.

Además, sobre los 8 meses, son más conscientes si no hay nadie cerca cuando se despiertan. Por lo tanto, tu bebé puede alterarse si está acostumbrado a tener compañía en su habitación y ahora se encuentra totalmente solo. Este tipo de preocupación por la separación es especialmente estresante para los bebés con un temperamento sensible o cauteloso. 

Si iniciamos el cambio de habitación un poco antes de los 8 meses podremos ayudarle a habituarse a su nuevo ambiente.

¿Y si mi bebé no me deja dormir?

Para algunos padres, puede ser muy difícil no despertarse con cada chillido y o ruidito que hace tu bebé. Si tu bebé tiene 6 meses o más, considera la posibilidad de trasladarlo a su propia habitación. Si tu bebé tiene 6 meses o menos, enciende el ruido blanco para ayudar a enmascarar estos sonidos normales del bebé. Además, el ruido blanco le ayudará a adormecer a su bebé. Y no te preocupes: el ruido blanco no amortiguará los llantos de tu bebé. Si los ruidos de tu bebé no te dejan dormir a pesar del ruido blanco, habla con tu pediatra para que te oriente sobre la posibilidad de trasladar a tu pequeño antes de los 6 meses. Aunque lo ideal es compartir la habitación con el bebé durante al menos 6 meses, es importante que los padres estén bien descansados. 

¿Y el riesgo de  Muerte súbita del lactante (SMSL)?

Nunca recomendaríamos trasladar a tu bebé a su propia habitación si creyera que eso aumenta el riesgo de SMSL. La AAP señala que las muertes relacionadas con el sueño de los bebés son más elevadas durante los primeros 6 meses de vida, por lo que compartir la habitación durante esta época tan vulnerable es especialmente importante. El beneficio de compartir habitación durante más tiempo es menos concreto. De hecho, una investigación publicada en la revista Pediatrics sugiere que las familias tienden a adoptar más prácticas de sueño inseguras cuando el uso compartido de la habitación va más allá de la primera infancia.

Para seguir protegiendo a tu bebé mientras duerme en su propia habitación:

  • Ponga a su bebé boca arriba durante todas las siestas y noches.
  • Asegúrate de que el espacio donde duerme tu bebé es una superficie plana y firme.
  • Mantén la cuna de tu bebé libre de objetos blandos, incluidos los protectores de cuna, las almohadas y los juguetes de peluche.
  • Retira de la cuna toda la ropa de cama suelta o mal ajustada, como sábanas, edredones y colchas.
  • Mantén la temperatura de la habitación de tu bebé entre a unos 22ºC
  • Nunca le pongas un gorro a tu bebé para dormir.
  • Intenta darle a tu pequeño un chupete a la hora de dormir. 
  • Deja de envolver a tu bebé cuando empiece a darse la vuelta.

 

¿Cómo trasladar al bebé a su propia habitación?

Al igual que con todas las transiciones de los bebés, como pasar de dos siestas a una o cambiar el biberón por el vaso para sorber, es de esperar que haya un poco de ensayo y error. Para que tengas éxito, aquí tienes nuestros mejores consejos para facilitar el paso de tu bebé a su propia habitación:

  • Pasa más tiempo en la habitación del bebé. Aproximadamente uno o dos meses antes de trasladar a tu bebé a su habitación, asegúrate de utilizarla regularmente para realizar actividades agradables y tranquilas, como darle de comer, darle un masaje, cantarle y contarle un cuento.
  • Empieza con las siestas. ¿Sabes cuál es otra actividad agradable y tranquila? Las siestas. De nuevo, alrededor de un mes o dos antes de la gran mudanza, haz que tu pequeño duerma la siesta en su habitación para que se acostumbre al nuevo espacio. 
  • Mantén las señales de sueño. Continúa con todas las rutinas y señales de sueño que le gustan a tu bebé durante la transición, como una rutina predecible a la hora de acostarse, bajar las luces entre 30 y 60 minutos antes de la hora de acostarse, poner ruido blanco, ofrecer un chupete... y acurrucarse con un peluche si tu bebé tiene 12 meses o más.
  • Cuando pases a tu bebé a su propia habitación, no te sorprendas si tu pequeño protesta durante algunas noches cuando te vas. Si esto ocurre, te recomiendo que lo cojas enseguida y le ofrezcas consuelo. Pero no le hables demasiado ni le des el pecho, pues de lo contrario estarás fomentando las protestas. Cuando tu bebé se calme, vuelve a acostarlo. Si sigue llorando, levanta a tu bebé... y repite esta rutina tantas veces como sea necesario. 

 

¿Cómo paso a mi bebé de la minicuna a la cuna?

Para muchos padres, el traslado del bebé a su propia habitación coincide con la transición de la minicuna a la cuna. Si ese es el caso, recuerda los mismos consejos anteriores:  Construye recuerdos relajantes y felices en la habitación del bebé durante el día con juegos tranquilos, cuentos y caricias antes de trasladarlo a su habitación. Será un proceso lento pero poco a poco conseguirás que su habitación se convierte en un lugar deseado y donde esté en paz y con sensación de seguridad.

Nos encanta daros consejos y recomendaciones pero siempre deberás hablar con tu pediatra que es quién conoce mejor a tu bebé.

El Equipo Bobodü Kids

 

 

Publicación anterior Publicación nueva


0 comentarios

Dejar un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados