Envíos gratis a partir de 60€ / Entregas 24/72h
Carrito de compra

¿CUÁNDO PUEDE MI BEBÉ EMPEZAR A COMER SOLIDOS?

publicado por Bobodü Kids el
¿CUÁNDO PUEDE MI BEBÉ EMPEZAR A COMER SOLIDOS?

De todas las miles de preguntas que los padres se hacen sobre el cuidado del recién nacido, hay una muy común que nos trae de cabeza y es saber exactamente cuando empezar a alimentar a nuestro bebé con sólidos.

Con tanta información y tantas opiniones diferentes sobre la introducción de los sólidos, no es de extrañar que los padres estén confundidos. Tenemos algunas ideas para intentar aclarar cuándo es el momento adecuado para empezar a dar alimentos sólidos a tu bebé.

¿Cómo puedo saber cuándo mi bebé está preparado para empezar a comer alimentos sólidos?

Si quieres saber si tu bebé está preparado para recibir la primera cucharada, una buena regla general es que debe haber alcanzado los siguientes hitos:

  • Puede sentarse con seguridad por sí mismo.
  • No empuja instantáneamente los sólidos fuera de la boca con la lengua.
  • Les gusta masticar.
  • Empieza a coger objetos con el pulgar y el índice (también conocido como agarre de pinza).
  • Muestran interés a la hora de comer y pueden intentar coger la comida y llevársela a la boca.

¿Cuál es la edad adecuada para que mi bebé empiece a comer sólidos?

La Academia Americana de Pediatría, la Organización Mundial de la Salud, la Academia Americana de Médicos de Familia, el CDC, UNICEF y un montón de otras organizaciones de salud han hecho la recomendación de retrasar los sólidos hasta los 6 meses, su razonamiento es básicamente porque no hace daño no hacerlo. Según la AAP, esperar hasta los 6 meses para introducir los sólidos no retrasará el crecimiento de tu bebé ni aumentará el riesgo de que desarrolle alergias; podrá prosperar sólo con leche materna o artificial.

¿Cuáles son los beneficios de esperar hasta los 6 meses para empezar a dar sólidos a mi bebé?

Algunas de las ventajas de retrasar el consumo de sólidos son: dar tiempo al sistema digestivo del bebé para que madure, aumentar la protección frente a las enfermedades, asegurar que el bebé está preparado para comer sólidos, reducir el riesgo de obesidad en el futuro y protegerle potencialmente de desarrollar una anemia por falta de hierro.

¿Qué pasa con un bebé de 4 meses que come sólidos?

Inevitablemente oirás decir a alguna madre en un grupo de Facebook o a algún pariente en una reunión familiar que está bien empezar a los cuatro meses. La única organización que respalda esto es la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología. Recomiendan introducir al bebé en los alimentos sólidos entre los cuatro y los seis meses, empezando por los menos alergénicos e introduciendo gradualmente los huevos, los lácteos, los cacahuetes, los frutos secos, el pescado y el marisco. Afirman que retrasar la introducción de este tipo de alimentos puede aumentar el riesgo de que el bebé desarrolle alergias.

La mayoría de las organizaciones sanitarias siguen recomendando esperar hasta los 6 meses, pero habla con tu médico para decidir qué es lo mejor para tu hijo.

¿Dormirá mejor mi bebé cuando empiece a comer sólidos?

Es muy probable que tu tía abuela te haya dicho que cuanto antes empieces a dar sólidos a tu bebé, antes podrás dormir toda la noche. Lo siento, tía María, pero no. Desgraciadamente, los estudios no sólo han demostrado que los sólidos no ayudan a tu bebé a dormir más tiempo, sino que pueden tener el efecto contrario si la comida le provoca dolor de barriga. Lo mejor que puedes hacer es aguantar y decirle a la tía María que "lo investigarás" la próxima vez que te diga que añadas cereales al biberón.

 ¿Qué alimentos debo introducir primero a mi bebé?

Aunque puedes dejar que tu bebé pruebe un poco de todo, se recomienda que le ofrezcas un alimento nuevo cada tres días para estar atento a los signos de una reacción alérgica, como vómitos, sarpullidos o diarrea. Si te ciñes a un solo alimento cada vez, podrás determinar la causa de la alergia, en lugar de intentar averiguar cuál de las cinco cosas que hay en su plato le ha provocado una reacción. 

Las verduras blanditas, o hervidas también son muy buenas al inicio, como brócoli o zanahorias. Lo mejor es ofrecerle una gran variedad para que se acostumbre a nuevos sabores. 

Siempre deberás seguir las recomendaciones de tu pediatra según la edad de tu bebé. Te recuerdo que hay alimentos que no se pueden introducir a ciertas edades. 

¿Hay algo que sea absolutamente necesario para alimentar a mi bebé?

Es muy importante que tu bebé coma alimentos ricos en hierro para ayudar a su desarrollo. La vitamina D y el zinc también son fundamentales.

  • Hierro: Unos niveles adecuados de hierro son cruciales para el desarrollo del cerebro y reducen el riesgo de que tu bebé desarrolle anemia. Además de los cereales enriquecidos, alimentos como el tofu, las judías, las verduras de hoja verde oscura, los huevos, las aves de corral, la carne roja y el pescado graso son grandes fuentes de hierro. Combinar estos alimentos con otros ricos en vitamina C (como los cítricos, las bayas, los tomates, el brócoli y la col) ayuda a absorber el hierro.
  • Zinc: El zinc se encuentra en alimentos como la carne roja, los panes y cereales integrales, el marisco y las judías secas. Tu bebé necesita zinc para contribuir al crecimiento y desarrollo de su sistema inmunitario, sus órganos reproductores y su cerebro.
  • Vitamina D: La vitamina D es importante para el desarrollo de los huesos. La forma más habitual de asegurarse de que tu bebé recibe la cantidad suficiente es con esas prácticas gotas, pero el pescado, los huevos y los productos enriquecidos con vitamina D, como la leche de vaca (para niños mayores de un año), también contienen vitamina D.

¿Hay algo que no deba dar a mi bebé?

  • Sí. Es importante que tu bebé no coma miel o alimentos con miel hasta que tenga al menos doce meses, ya que existe el riesgo de botulismo infantil.
  • También puedes omitir el azúcar añadido, los alimentos procesados, los zumos y la leche entera (espera a que tengan al menos 12 meses).
  • Ten cuidado con alimentos como las uvas, las pasas, las palomitas de maíz, las verduras crudas y las mantequillas de frutos secos, ya que suponen un riesgo de asfixia.

¿Qué es el destete dirigido por el bebé  o método BLW?

Muchos padres optan por los purés mientras su bebé se familiariza con los alimentos sólidos, mientras que otros prefieren el destete dirigido por el bebé, método BLW.

Si no estás familiarizado con el término te contamos como funciona. El BLW permite que tu pequeño tome las riendas para probar los alimentos sólidos. Alrededor de los 6 meses, ofrécele alimentos blandos que pueda coger y llevarse a la boca por sí mismo. Los beneficios del BLW incluyen:

  • Mejora de la coordinación óculo - manual
  • Habilidades de masticación
  • Hábitos alimentarios saludables (como detenerse cuando está lleno).

Se recomienda empezar con alimentos de un solo ingrediente para ayudar a identificar posibles alergias en tu hijo.

Te contamos mas en nuestro artículo de blog “10 Consejos sobre el método BLW”.

También te recomendamos vajillas especiales para llevar a cabo este método, en nuestro artículo de Blog “Vajillas para bebés, beneficios y cuándo empezar a usarlas”

¿Qué pasa con las cacas del bebé cuando come sólidos?

Cuando tu bebé empiece a comer alimentos sólidos, sus cacas cambiarán. Prepárate para cacas más apestosas y firmes que serán más o menos frecuentes que antes, dependiendo de lo que coman. Si tu bebé tiene diarrea, podría ser signo de una alergia, así que anota los alimentos que comió antes de ese cambio de pañal y presta mucha atención la próxima vez que los pruebe.

¿Ya has iniciado a tu bebé en la alimentación sólida?

Cuéntanos tus experiencias…

Te recordamos que estos son consejos que te damos con todo nuestro cariño.

Siempre deberás consultar todo con tu pediatra ya que es él quien sabe todo sobre la salud de tu bebé y el momento evolutivo en el que se encuentra.

El Equipo Bobodü Kids

Publicación anterior Publicación nueva


0 comentarios

Dejar un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados